Truck Art Project

/, Proyectos/Truck Art Project

Truck Art Project

sixe truck art project

El pasado mes de mayo Sixe Paredes participó en “Truck Art Project” y pintó uno de los 100 camiones que sirvieron como soporte para diferentes artistas de la escena contemporánea, como Abraham Lacalle, Suso 33, Javier Arce, Okuda San Miguel y Felipe Pantone.

Con el objetivo de acercar el arte más actual a personas de lugares alejados de los circuitos de difusión convencionales, estos camiones realizan sus rutas comerciales habituales por todo el territorio español.

El proyecto, impulsado por el empresario y coleccionista Jaime Colsa y comisariado por Óscar Sanz, se presentó también en la pasada edición de la Feria de Arte Contemporáneo ARCO en sus dos vertientes, Arte Contemporáneo y Arte Urbano.

Dado el gran impacto público generado por obras de gran formado en movimiento, en esta ocasión Sixe decidió vincular su proyecto personal a su serie titulada “Abstracción Númerica”, centrándose así en el tema de crisis política, económica y social actual.

Aquí unos vídeos que recogen el desarrollo del proyecto, y el texto de “Abstracción Numérica”.


“En “Abstracción Numérica”, Sixe se relaciona con el tema de los Números, empleados como símbolos para hablar de la crisis, pero también observados en relación a sus vínculos con las culturas ancestrales y a una proyección mística.

En estas obras, el artista explora de forma personal la estructura ontológica y funcional del Número. La esencia del Número se caracteriza, de hecho, por su peculiar dicotomía: ser una entidad ajena o propia al ser humano.

Construyendo una amplia crítica como consecuencia de un proceso de adaptación socio-económico, Sixe investigó precedentemente sobre nuestra percepción hacia los números en su serie “Crisis” presentada en Arco 2012.
Sin duda alguna, el sistema capitalista-liberal en el cual vivimos acaba convirtiéndonos en números. Todo lo que participa en él, incluidos nosotros, se regula en función de su “valor de cambio” y cada individuo se relaciona con la sociedad como parte de un mecanismo estadístico.

El hombre, privado de su esencia, reducido a un estudio de mercado, deviene “número”; no se relaciona más con un entorno concreto sino, bombardeado por una información que “abstrae su realidad”, se aliena.

Por otro lado, el Número nace como algo fuertemente vinculado e intrínseco al ser humano, en particular en referencia a su capacidad de racionalizar, a sus necesidades practicas y aún más religiosas.
Se formularon diferentes aritméticas según las distintas culturas y civilizaciones. Se conocen sistemas que empleaban la base 5, 10 o la base 20, claramente debido al hecho de contar con los dedos, y otros con base 12 y 60 elaborados por civilizaciones que necesitaban medir los ciclos temporales. La utilización del “cero” como número, también fue algo en principio muy peculiar, presente exclusivamente en las culturas indias, incas y maya, que surgió principalmente a través de conceptos filosóficos y religiosos.

Sin embargo, en su dualidad primigenia, el Número no abarca únicamente la aritmética sino también la numerología y una cautivadora actitud mística. Como en su trabajo anterior, también en esta serie Sixe no prescinde de su enlace intimo con la tradición andina, según la cual gracias a las matemáticas el ser humano se halla en conexión más profunda con la realidad cosmológica. Los Quechuas, de hecho, consagran las matemáticas a ser considerada una herramienta para lograr una totalidad universal, o sea un lenguaje absoluto que permite unificarse con el cosmos (*).

Aproximandose a un trabajo de prevalecía simbólica, Sixe plasma así en su obra la belleza del Número y su misterio. A modo de cables numéricos, desde hace años el artista utiliza también series de números (en las que predominan los impares del 1 a 9), símbolos y formas geométricas, para generar escrituras automáticas que, en forma de mensajes encriptados, se revelan códigos cifrados perdidos en el tiempo. Un lenguaje visual que el artista retoma expresamente en esta última serie, donde afronta también otros temas estrictamente conectados al Número, como la criptografía y las Numbers Stations”.

Texto: Sandy Fiocchetti

(*)cfr. “3-cerro y 4-mundo. Los números del banquete en las ofrendas quechuas“, David Lorente Fernández. ANTHROPOLOGICA/AÑO XXVIII, Nº 28, págs. 163-190, 2011


By |2017-08-01T09:52:57+00:00octubre 22nd, 2016|