Hace dos semanas, en ocasión de la apertura del festival de arte urbano “Open Walls Conference 2016“, Sixe Paredes pintó la fachada posterior de un edificio del Guinardó, llenando así de color una superficie de 1.200 metros cuadrados y 32 metros de altura en un bloque de viviendas de 12 plantas del número 424 de la calle Lepant.

No obstante la dificultad de la lluvia de estos días, ésta para él fue una experiencia emocionante y una enorme oportunidad que le permitió realizar el mural más grande hecho hasta el momento en la ciudad de Barcelona.

Dado que, en la medida de lo posible, el mural tendrá que cohesionar con el barrio a lo largo de muchos años, el proyecto de Sixe se desarrolló a partir de una atenta reflexión sobre el espacio y su arquitectura, así como de algunos diálogos con los vecinos del edificio.

Tras varias visitas al lugar, Sixe Paredes eligió trabajar con una de sus últimas series inspiradas en la montaña y la naturaleza, y en la energía mística que estos lugares evocan; en este macrocosmos constituido por una infinidad de elementos, el artista idea un ser, el Espíritu de la Montaña, cuya imagen nos permite trascender a lo imaginario y a lo infinito.

Se agradece mucho al Colectivo Difusor, y al artista Chan, por su increíble apoyo, su profesionalidad y trabajo realizado. Gracias también a todas las personas que han hecho posible este proyecto, a Montana Colors, a Reveton, al Distrito de Horta-Guinardó y sus vecinos, especialmente a Santi y Dolors por su amabilidad y apoyo diario, y al fotógrafo German Rigol por su impecable trabajo.

Aquí podéis encontrar algunos links de prensa y la entrevista realizada por TV3.

 

>La Vanguardia: “El Guinardó, escenario del mural más grande hecho hasta ahora en Barcelona”

 

Crédito foto: Fernando Alcalá